riqueza personal

Riqueza personal, un sueño o una realidad, dinero o felicidad

Riqueza personal

Lo primero que deberíamos plantearnos es, qué es para ti la riqueza personal, ¿hacerte rico? ¿hacerte millonario?.

¿Es lo mismo ser rico que millonario? quizás sean sinónimos, yo no lo creo, pero ¿y para ti y para mucha otra gente?

Riqueza personal = dinero

De riqueza personal no solo debemos tener en cuenta o por lo menos es mi forma de pensar, el dinero sino también muchos otros factores como el equilibrio emocional, económico, físico, sentimental.

Es decir, sentirte bien contigo mismo.

Riqueza personal, el equilibrio

El equilibrio es encontrar ese estado en el que nos sentimos bien aún sabiendo que podríamos tener más, y no estoy hablando solo de dinero pero también sabemos que podríamos tener menos.

Aún así nos sentimos realizados, nos gusta lo que tenemos, lo disfrutamos y nos hace bien.

Quizás cuando nos invitan a través de libros de auto ayuda, cursos, talleres, y demás formaciones de coaching (tan de moda), a sentirnos bien con nosotros mismos no es otra cosa que a buscar el equilibrio.

Y ese equilibrio está en nosotros mismos, solo nosotros sabemos qué es lo que nos mantiene en la senda, en la cuerda floja.

Y sobre todo que es lo que tenemos o podemos hacer para salir de ahí.

La riqueza personal online

En estos días de incertidumbre en el mundo por ejemplo de las criptomonedas, en el qué también estoy metido, empiezan a flaquear nuestros sentimientos pensando que si de verdad hicimos bien en entrar en la compra, venta, trading o si esto no estaba hecho para nosotros.

Sinceramente a mí aún no me entró el pánico, puede que lo perdamos todo aunque no lo creo y tampoco me sentiré mal.

Porque realmente he invertido solo una parte la que me podía permitir y aún perdiéndolo todo seguiré estando en equilibrio, seguiré pudiendo hacer las mismas cosas que me gustan hacer. ME seguiré sintiendo rico.

Vamos a hablar un poco más de equilibrio y sobre todo de riqueza personal

La riqueza física

Cuándo nuestro cuerpo está en equilibrio es decir cuándo tenemos buena salud o al menos es una salud que nos permite hacer una vida normal todo es mucho más fácil.

Lo vemos todo de una forma mucho más positiva y nos sentimos capaces de afrontar cualquier reto que nos impongamos.

Entonces, ¿para tener dinero, hay que tener salud?

Bueno, quizás para empezar a tenerlo algo de salud, sobre todo mental nos vendría muy bien o de equilibrio mental llámalo como quieras.

La riqueza profesional

Quizás es en esta dónde me encuentro ahora, es decir dónde me encuentro buscando el equilibrio.

Me gusta lo que hago, pero hay muchas más cosas que me gustan y podría hacer muchas más cosas, incluso hay algunas cosas que no me gustan, pero tengo que hacerlas.

Ahí me encuentro equilibrando todo para sentirme cada vez mejor conmigo mismo, porque sé que eso me va a dar salud, y me va a dar dinero.

Hay gente que piensa que para esto tenemos que marcar unos retos, tener metas. Yo no soy muy ambicioso, quizás por eso aún no soy millonario, porque sí que me siento rico.

La riqueza económica

Cuando hablamos de ser rico lo primero que se nos viene a la cabeza es tener mucho dinero.

Por supuesto que el dinero es importante, al menos en esta vida que vivimos, pero hasta cuanto puede influir en nuestra forma de ser, nuestro trabajo, nuestra salud.

Para mí eso no es la riqueza económica, para mí eso es estar enfermo.

Quizás deberíamos hablar más de libertad financiera, y eso muchas veces se consigue estudiando bien dónde queremos trabajar como queremos trabajar de qué fuente de ingresos queremos depender.

Os suena eso de “no tener nunca todos los huevos en la misma cesta“.

Aquí no estoy muy de acuerdo con muchos autores que suelen decir eso de que si hay dinero no hay problemas, que si hay dinero puedes decir o hacer y ser lo que te apetece.

Yo suelo ser feliz a mi modo, tanto con dinero como sin dinero. Incluso cuando no he tenido dinero lo he sido más, creo que eso me libera más que el poseer.

La riqueza social

Por supuesto el ser humano es un ser que en la mayoría de los casos necesita pertenecer a una tribu, a un grupo, a una comunidad.

Aunque yo también invito a mucha gente a disfrutar de la soledad, por supuesto la soledad autoimpuesta y no la impuesta por los demás, la soledad que nos ayuda a conocernos mejor.

Pero por otro lado, es cierto que mientras más relaciones, a más gente diferente conocemos, de diferentes estratos y capas sociales, de diferentes países y culturas, más nos enriquece.

Riqueza personal

Como ya comentado, necesitamos relacionarnos, sentirnos útiles, pero muchas veces queremos ayudar cuando los que realmente necesitamos ayuda somos nosotros.

Trabajar, por supuesto qué es importante pero, ¿qué es para ti trabajar?, porque generalmente cuando usamos esta palabra pensamos más en la esclavitud de los sistemas de trabajo actuales, bueno y no digamos nada de los pasados.

El trabajo no es tener un horario de 8 horas y ni de 6.

La riqueza de servicio

Por supuesto y como ya he comentado antes, sentirnos útiles nos ayuda a crecer, tener la capacidad de ayudar a otros nos hace sentir bien pero para eso también debemos estar bien nosotros.

Riqueza espiritual

Aquí puede que a mucha gente le choque.

Y pasa como con la palabra trabajo, la palabra espiritual está muy desvirtuada o quizás algunas instituciones se han apropiado de ella de una forma no muy ortodoxa.

Todos necesitamos creer en algo, pero para mí es más importante y de hecho es en lo que creo, me gusta creer en mi familia, en mis amigos, en la gente con la que trabajo.

Esa confianza espiritual que me ayuda a sentirme parte de algo.

Pero siendo un poco más egocéntrico, sobre todo, yo creo en mí, en mis posibilidades y para mí esa es la riqueza espiritual.

Medios y riqueza personal

Cuando leemos noticias como que el 10% de los españoles más ricos poseen casi el 60% de la riqueza personal del país (no estoy de acuerdo con esta forma de escribir un título porque no es riqueza personal como ya hemos escrito arriba sino qué es dinero ni más ni menos, papel y piezas de metal) O anotaciones en una base de datos digital.

Cuándo desde los medios ya tergiversan de esta forma el significado de las palabras, imaginaos porque mucha gente confunde la diferencia entre riqueza personal y tener mucho dinero.

Y la tendencia es a que cada vez haya menos gente con más dinero, es decir que el dinero este en menos manos.

Pero, que se la riqueza personal

Algunos dicen qué es un estado mental que nos permite conseguir lo que queremos y sentirnos a gusto con aquello que soñábamos y ya poseemos.

Quizás lo único que no te permite ser rico es pensar que necesitas más cosas de las que en realidad te harían feliz.

Una persona rica es una persona con el suficiente dinero que le permite realizar sus sueños, comprarse algunos caprichos y conquistar aquello que desea.

La riqueza personal está más en nuestra cabeza que en nuestro bolsillo.

Y si entiendes esto, estarás dando un gran paso para convertirte en un nuevo rico.

Tú mentalidad es la que te convierte en un rico o en un pobre.

Seguramente estés rodeado de muchas cosas que te hacen feliz, pero no las disfrutas porque ya que las tienes, anhelas otras.

Algunos consejos para conseguir la riqueza personal

El primero, tu mente

Tu forma de pensar y como afrontas tu vida será lo que te ayude a conseguir tu riqueza.

Piénsalo bien, y ya con esta frase te estoy diciendo que utilices tu cabeza, cada vez que te sientes frustrado qué piensas que no eres feliz, vuelvo a decir pensar, darte cuenta que todo, está en tu mente.

Las expectativas

Hay un libro por ahí y un vídeo sobre la ley de la atracción, El Secreto, yo solo he visto el vídeo a través de YouTube y no es que me haya convencido pero si os puedo decir una cosa.

Después de 43 años estoy más que seguro de que muchas de las cosas que he deseado, con el tiempo se han cumplido.

Algunas no me di cuenta hasta mucho después de poseerlas, otras llegaron a raudales, de hecho suelo hacer una broma en la que mirando hacia el cielo (no soy creyente, tal y como “cristianamente” se entiende), suelo levantar mis manos y decir, por favor para un poco no me enviéis tanto.

Tampoco te voy a decir que cierre los ojos y desees con mucha fuerza algo, creo más en las causalidades, es decir una vez qué tienes un deseo ir dando pasos hacia su consecución.

Lo gracioso de esto es que en muchas ocasiones te das cuenta de que lo consigues o te llega de una forma inesperada, como ejemplo real yo siempre deseé tener un loro, porque me encantaba y de pequeño daba de comer a uno que tenía una vecina pero jamás se me hubiese ocurrido comprarlo y pagar 600 o 700 € que cuesta.

Llevo unos 10 o 12 años conviviendo con dos yacos que me regaló un amigo.

La diversidad cultural influye mucho en la riqueza personal

Mientras más culturas, más formas de pensar, de ser, de trabajar, conocemos más nos ayudan a encontrar nuestro verdadero camino.

Porque muchas veces estamos confundidos por la información que nos llega o por la que nos intentan meter con fórceps.

Por supuesto hay técnicas que nos ayudan a llegar a nuestra riqueza personal

Todo este mundo, la naturaleza se rige por leyes, la riqueza no es menos, existen causas, que no casualidades, que aplicándose nos ayudan a gozar de una riqueza personal, de una libertad financiera.

Algunos fundamentos que te pueden ayudar a conseguir tu riqueza personal

Teniendo en cuenta que riqueza no es sólo dinero, podemos aceptar que es ilimitada e imaginable.

Cuando nos imaginamos que para poder ser rico tenemos que montar una empresa, que se convertirá en una multinacional, en un monopolio…

Eso ya por lo menos a mí, me cansa, eso ya me ha echado para atrás ya no querría ser rico pero ¿de verdad es necesario montar todo eso para sentirte rico?, no.

Muchas veces dejamos de ser rico porque no estamos atentos, porque gastamos más energía en todo lo contrario para conseguir el fin que buscamos. Generalmente de una forma inconsciente, por supuesto.

La riqueza personal es más un estado en nuestra mente y las causas que nos llevan a conseguir nuestros sueños, a sentirnos con una vida plena.

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.